sensaciones de una usuaria que dió y recibió

Cuantas veces habré escuchado a lo largo de mi vida, y las habre dicho yo misma, expresiones tales como: " Es que no tengo tiempo, porque el tiempo es oro, que si el tiempo vuela..." Bien, pues os aseguro que, en el Banco del tiempo de Badia, el tiempo se captura y se administra de manera que se le da realmente el valor que tiene.
Todos necesitamos de la ayuda de otras personas y a la vez todos tenemos algo que ofrecer a los demás. Dar y recibir, el secreto del equilibrio que armoniza nuestras vidas, ya no es un ideal imaginario para mi, ahora ya es una realidad. En El Banco del tiempo de Badia, encontre un profesor de guitarra y por fin conseguí recibir mis ansiadas clases de guitarra, aprender sobre algo que siempre he sentido interes me hizo mucha ilusion. A lavez, tener la posiblidad de ofrecer mi ayuda a una persona que la necesitaba y que para mi era algo tan sencillo como encontrar ese tiempo, del que todos, en el fondo, si lo buscamos, disponemos, y así poder sentir la sensación tan gratificante que se tiene cuando ayudas a alguien y saber que es genial descubrir que todos somos utiles en el mundo, o en nuestra comunidad, todos tenemos algo que dar a los demás, porque en definitiva, todos nos necesitamos los unos a los otros.
Isabel

No hay comentarios: