Ya somos 41 socios

En los últimos días se ha ido agregando gente a nuestro Banco, cada día somos mas los que pensamos que podemos dar mucho, pero que a su vez también necesitamos de los demás, mas los que pensamos que con un intercambio de servicios podríamos apaciguar un poco esta crisis en nuestros bolsillos.

Por ejemplo: ¿ Cuanto puede costar un pollo relleno? y si compramos el pollo entero y ponemos los ingredientes que mas nos gusten y se lo damos a nuestra socia nº 39 no lo corta y rellena, el coste sera menor.

Hay veces que nos gustaría saber hacer anualidades, quizás ganchillo, pendientes, pintar telas, cristal o que nos hagan algo en concreto porque no tenemos tiempo; quizás no podemos acceder a talleres de este tipo, pero en el Banco del tiempo, los socios deciden cuando y como se presta el servicio.

Otro nuevo socio nos presta sus conocimientos en Italiano, traducciones, conversaciones, clases, etc.

Es curioso ver como la gente se mueve para ocupar su tiempo y ofrecer lo que tiene, el caso de Jose-Mº, esta jubilado y dispone de muchas horas libres y entiende bastante de ordenadores y ofrece su tiempo para arreglarlos, poner antivirus, hacerles una limpieza, lo que necesiten las personas jubiladas de ordenadores.

Otra socia que no dispone de muchas horas libres, pero entiende que esta crisis esta afectando a mucha gente y nos priva de algunas cosillas que antes se hacían con habitualidad, ella es maestra de peluqueria y ofrece sus servicios como peluquera a quien lo necesite, ¿a cambio? seguro que le puedes prestar alguna ayuda.

Son tantas y tan diversas las cosas que podemos dar y recibir, aprovecharlas es Tiempo que ganamos, dinero que nos ahorramos y sobre todo valores de convivencia que apreciamos.

Así que si quieres tiempo o tienes tiempo ya sabes, ofrece lo porque es el mejor regalo.