BANCO DEL TIEMPO: UNA PEQUEÑA AYUDA EN LOS TIEMPOS DE CRISIS


Tengo, tengo, tengo....tu no tienes nada...
os suena esta cantinela infantil? ; Hace tantos años que dejé de cantarla que ya casi no la recordaba, aunque, de un tiempo a esta parte, ha empezado a rondarme nuevamente por la cabeza, ¿la causa?, posiblemente que vuelve a tener un sentido cada vez más real; unos pocos tienen, tienen, tienen y el resto.....
La crisis que llevamos unos cuantos años padeciendo va en aumento y no parece tener fin a corto plazo, al menos para los que dependemos de nuestro trabajo para hacer frente a las necesidades diarias, así que cada vez se hace más imprescindible buscar nuevas alternativas y recursos para poder afrontar las carencias que, poco a poco, más gente va sufriendo. Hace ya cuatro años que el Banco del tiempo se puso en funcionamiento en Badia. Desde entonces hemos intentado hacer todo lo que está en nuestras manos por paliar los efectos que la crisis está teniendo a nivel municipal. ¿cómo? Pues ofertando una larga lista de servicios a disposición de cualquier persona, esté o no vinculada al Banco, ya que no es la primera vez que uno de los miembros regala su tiempo acumulado para que un amigo pueda tener un servicio que, de otro modo, no podría costearse como, por ejemplo, unos masajes necesarios para su salud, o alguien cuyo hijo precisa clases de refuerzo para superar un examen pero su economía no puede sufragar los gastos de un profesor, aunque sólo sea de forma esporádica. Siempre hay cosas que necesitamos en mayor o menor medida. De algunas podemos prescindir cuando nuestra situación económica es precaria, como de una mesa de comedor, ya que podemos comer sobre una caja de cartón o directamente en el suelo,siempre hay alternativas pero, ¿qué necesidad hay de ello si alguien nos intercambia una mesa que no quiere ni necesita por algo que nos sobra?,para eso hemos creado el mercado de intercambio, una herramienta realmente útil si se quiere hacer uso de ella. También colaboramos con todo aquel que requiere nuestra ayuda, sea o no del municipio. Varias asociaciones y entidades de otros pueblos, como son Barberá del vallés, Terrassa, Castellar, Arbucies y Sabadell se han puesto en contacto con nosotros en repetidas ocasiones para invitarnos a participar en charlas de diversa índole, algunas sobre la crisis, pues consideran, al igual que nosotros, que un banco del tiempo es uno de los pequeños remedios a la crisis. También nos han solicitado asesoramiento en la creación y funcionamiento de un banco como el nuestro, asesoramiento que, por otra parte, ofrecemos de forma totalmente gratuita y con la única compensación de saber que estamos dando nuestro tiempo y conocimientos para que otros puedan, en sus municipios, hacer lo que nosotros hacemos en el nuestro, crear alternativas para mejorar la calidad de vida de los vecinos, una calidad de vida cada vez más amenazada. Algunos Instituos nos han invitado a participar: en sabadell impartiendo un taller de mandalas para el día de la diversidad y en el Ies Badia en la fiesta de la primavera. Desde el Banco del tiempo no rechazamos ningún ofrecimiento siempre y cuando tenga como finalidad la ayuda, cooperación y solución de los problemas que sufrimos los individuos de a pie, los que buscamos tirar hacia delante de una forma digna a pesar de todas las carencias y recortes a los que estamos siendo sometidos.

No hay comentarios: