El Centro de Día abre sus puertas al Banco del tiempo





                                        TALLER DE LA DANZA DEL TIEMPO



         Esta actividad pertenece a uno de los talleres del banco del tiempo Concha Hurtado. La idea surge de unas cuantas mujeres integrantes del banco entre las cuales contamos con Ruth, una de las coordinadoras de éste y  que lleva unos años practicando Danza Árabe.

        Nos pusimos en marcha. Elegimos un día , una hora, y empezamos a trabajar. Poco a poco fuimos construyendo un grupo muy especial. Cada día que pasaba nos parecía más interesante; aprendíamos baile,coordinación y practicábamos ejercicio saludable,ya que la danza del vientre es muy beneficiosa para la mujer en cualquier edad en la que se encuentre.

      Con el paso de los días surge la idea de hacer partícipes a los habitantes de nuestra ciudad de esta actividad actuando para ellos,  pues se acercaban las fiestas mayores y pensamos: ¿porqué no?


      Aceptamos todas encantadas.....pero....a la vez,empezaron a salir nuestras inseguridades,pánico escénico, etc...;En todos estos aspectos Ruth nos ayudó muchísimo a enfrentarnos a ello.

               Aún así quedaba lo más duro: la primera vez. Se nos ocurrió que, como alguna vez habíamos hecho algún taller en el centro de día ,quizás ,las monitoras que son encantadoras,nos dejarían actuar para ellos.Aceptaron encantadas y muy ilusionadas ya que a nuestros mayores les gustan mucho las visitas y ver cosas nuevas.

             Ensayamos muy a conciencia y por fin llegó el día; estábamos nerviosas como flanes. Entramos en una sala para adecuar nuestro vestuario mientras ellos ya nos esperaban,sentados en sus butacas, expectantes ante lo que saldría de allí dentro y,  la verdad, la situación  impresionaba. Nos dirigimos hacía el recinto en que nos esperaban y....empezaron ha aplaudir con ilusión, a piropearnos y animarnos.Nos hicieron sentir especiales,importantes y no podíamos defraudarles,lo cual nos dio la fuerza necesaria para que todos nuestros miedos se esfumaran.Mientras bailábamos tocaban las palmas y se movían a ritmo de la música pero lo más importante es que sonreían, y... eso no tiene precio!

          Con esta publicación queremos dar las gracias al Centro de día de Badia, a sus cuidadoras, que son encantadoras y aplaudimos su importantísimo trabajo y, sobre todo, a NUESTROS MAYORES, que aquel día 13 de junio de 2013 nos dieron una lección : que el intercambio funciona, que, incluso, a veces surge sin querer y que, ese día, recibimos muchísimo más de lo que esperamos.
     
         Gracias otra vez a nuestros mayores del Centro de día  y a todas las cuidadoras, y que nos esperen, que los seguiremos visitando mientras ellos quieran.

Por: Sara Mansilla

No hay comentarios: